Guía para comprar el mejor patinete eléctrico en 2018

El patinete eléctrico está de moda y, si has llegado aquí, probablemente ya has decidido unirte a la revolución en movilidad personal. Seguro que estás harto del tráfico, cansado de lidiar con los problemas de tu automóvil y no quieres ni oir hablar de gasolina, diésel, combustión interna, humos ni contaminación.

El patinete eléctrico es un medio de transporte ecológico y muy económico para desplazarnos por las ciudades a la vez que nos permite disfrutar del paisaje durante el recorrido.

Con esta guía te ayudaremos a decidirte en la compra de tu nuevo vehículo eléctrico unipersonal.

¿Por qué comprar un patinete eléctrico?

Los combustibles fósiles derivados del petróleo como la gasolina, que nos permiten desplazarnos actualmente en nuestros vehículos son cada vez más escasos, más caros y tienen un fuerte impacto medioambiental.

Además, como medida para luchar contra la polución del aire, la Agencia Europea de Medio Ambiente aconseja reducir la velocidad e incluso las restricciones de tráfico para los vehículos contaminantes en el centro de las ciudades, todo ello con el fin de reducir las emisiones de CO2.

De hecho, muchas ciudades europeas ya aplican estas medidas: obligan a pagar peajes, limitan la velocidad y prohíben el aparcamiento o el número de coches que pueden acceder al centro urbano.

Por este motivo, el futuro de la movilidad en las ciudades tiene que ser y será eléctrico.

Tipos de patinete eléctrico

En primer lugar tendrás que decidir la clase de patín que necesitas. Para ayudarte hemos separado los tipos de vehículos en diferentes categorías que explicaremos a continuación.

Asegúrate de echarle un vistazo a todos, porque hay análisis de productos y una guía del compra para cada tipo de transporte eléctrico personal. Esta es la clasificación:

Monociclos eléctricos

Los monociclos eléctricos tienen un montón de cosas buenas. Poseen la versatilidad de un segway o una bicicleta eléctrica en cuanto a las capacidades para circular por todo tipo de terrenos, pero son tan compactos como un hoverboard. Además tienen una buena autonomía, son fáciles de mantener y tampoco son los vehículos más caros que encontrarás en estas páginas.

Estos peculiares monoplazas son impresionantes pero requieren de mucha habilidad para ser utilizados.

Scooters eléctricos

El patinete tradicional, ahora eléctrico y con un precio bastante más bajo que el de otros vehículos eléctricos.

Hoverboards

Dos ruedas paralelas y una plataforma para apoyar los pies. Estos pequeños y peculiares patines de autoequilibrio se hicieron muy conocidos cuando los famosos empezaron a aparecer subidos en uno. Ahora todos los chavales y muchos adultos quieren uno.

Patinetes tipo Segway

El Segway fue el primer patín de 2 ruedas auto equilibrado. Las diferencias frente a un hoverboard son que tiene ruedas más grandes, más potencia y dispone de un manillar. Los patinetes tipo Segway son más versátiles, pero no tan compactos como los hoverboards. Los Segways originales tienen un precio excesivamente elevado pero afortunadamente hay actualmente un mercado próspero de clones de buena calidad para elegir.

Monopatín eléctrico

El monopatín o skateboard es un auténtico clásico en cuanto a medios de transporte alternativos se refiere. Y el clásico vuelve ahora renovado con motor eléctrico. De todos los vehículos eléctricos que se pueden comprar este es posiblemente el más guay, atractivo y molón.

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar un patinete eléctrico?

Vamos a ver los aspectos generales a tener en cuenta antes de comprar tu nuevo transporte. No sólo servirán para escoger el tipo, sino también para seleccionar el modelo más adecuado dentro de aquellos de la misma categoría.

¿Qué uso le vas a dar?

¿Lo utilizarás como medio de transporte o para entretenimiento personal o de tus hijos? Si vas a utilizarlo para ir al trabajo o para desplazarte a otros lugares será más importante la autonomía, la velocidad y la portabilidad. Un scooter eléctrico plegable sería posiblemente lo más indicado en ese caso, ya que además nos permitirá combinarlo con el transporte público.

En cambio, si sólo lo quieres para jugar o pasar el rato, lo suyo sería escoger un modelo algo más divertido y cuya utilización requiera desarrollar cierta habilidad, como un hoverboard o un monociclo.

¿Patinete eléctrico para niños o adultos?

Un patinete eléctrico para niños debería permitir regular su velocidad o al menos no alcanzar más de 15 km/h, de manera que su utilización no entrañe peligro para ellos. Los más pequeños también disponen de patinetes de 3 ruedas, que son más estables y seguros.

Patinete eléctrico para niños

Para un adulto en cambio el patín debería tener más potencia, lo que hará también que soporte más peso y alcance mayores velocidades. La duración de la batería también es un tema importante puesto que mayor potencia y velocidad implican también un mayor consumo de energía.

¿Patinete eléctrico con sillín o sin él?

Los patinetes tipo scooter se presentan en modalidades: con y sin sillín. El sillín nos permitirá movernos en nuestro patín de manera más cómoda, haciendo posible viajar sentados. A cambio perderemos algo de practicidad ya que, aunque el asiento también puede ser desmontable, el conjunto pesará más y aumentará las dimensiones del aparato plegado.

¿Patinete eléctrico con manillar o sin él?

Una patineta sin manillar está mas orientada al uso para diversión y entretenimiento. Estos elementos se mueven gracias al balanceo de nuestro cuerpo y requerirán de un mayor equilibrio por nuestra parte. Dentro de esta categoría tenemos los monociclos, hoverboards y monopatines.

El manillar nos aporta mayor control y por tanto una mayor facilidad de manejo, lo que hace a los patines que lo incorporan la opción más indicada si van a ser utilizados principalmente como medio de transporte. Con manillar podemos encontrar scooters, patinetes de 3 ruedas y segways.

La batería en un patín eléctrico

Por supuesto que una batería con más potencia nos dará mayor autonomía y duración, además podrá proporcionarnos más velocidad. Por otra parte, mayor potencia también significa en general un tiempo de carga más elevado. Pero esto no es lo único en lo que tendremos que fijarnos a la hora de decidir.

Existen actualmente dos tipos de baterías en los patinetes eléctricos: de gel o de litio. Las baterías de gel son las que se usan más frecuentemente en estos vehículos por tener precios mucho más económicos. Las baterías de litio tienen una serie de ventajas sobre las de gel pero su uso es menos frecuente en los patinetes debido a su elevado precio:son más pequeñas, bastante más ligeras, mucho menos delicadas y soportan entre 6 y 8 veces más ciclos de carga.

Por otro lado, las baterías tienen también diferentes calidades según el fabricante de sus células. Por ejemplo, las células de marca Samsung, LG o Panasonic en general durarán más que las de otros fabricantes chinos, es decir, soportarán más ciclos de carga.

Velocidad máxima y peso soportado

En este sentido no hay mucho que decir y las especificaciones del patinete suelen ser claras en estos dos aspectos. Sólo hay que tener en cuenta que mayor velocidad implica mayor consumo de energía y, del mismo modo, el transporte de un peso más elevado requiere de más potencia y consumo.

Como ambas características afectan al motor y a la batería incorporada, es lógico pensar que un patín con mayores máximos será también más caro.

El precio del patinete eléctrico

Parece una obviedad, pero hay que incluir el precio como uno de los factores importantes a la hora de decidir. La mayoría de patinetes eléctricos se encuentran entre los 100 y los 600€ y, como es lógico, a mayor coste mayores son también las prestaciones, por lo que tendremos que buscar la relación calidad/precio que más nos interese.

Preguntas frecuentes

A continuación encontrarás una serie de preguntas típicas de todo comprador de patinetes electrónicos.

¿Es mejor un patinete eléctrico o una bicicleta eléctrica?

Si te estás planteando la posibilidad de comprar un vehículo eléctrico puede que estés dudando entre un patinete o una bici. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes.

¿Bicicleta eléctrica o patinete eléctrico?

Transporte y guardado

La principal ventaja de una patineta frente a la bicicleta es su facilidad de transporte. Su menor peso y dimensiones, además de que muchos de ellos son plegables, hacen que el patinete eléctrico sea mucho más fácil de transportar y guardar. Seguro que todos tenemos un hueco en casa para dejar el patín, la bicicleta en cambio es algo más difícil.

Distancia y velocidad

Un patinete convencional permite recorrer alrededor de entre 20 y 30 Km a una velocidad de entre 10 y 30 km/h con una sola carga de batería. A diferencia de este, la bicicleta eléctrica incorpora pedales, por lo que tiene mucha más autonomía y también puede alcanzar mayores velocidades.

Por tanto, el patinete es más recomendable para distancias cortas, donde la velocidad máxima tampoco suele ser un factor fundamental.

Precio

En este punto el patinete es el claro ganador por tener precios mucho más baratos. Podemos encontrar fácilmente patinetes eléctricos tipo scooter con precios a partir de los 100€. Sin embargo, el precio de una bicicleta eléctrica suele ser al menos 5 o 6 veces mayor.