Guía de compra de patinetes eléctricos tipo hoverboard

Seguro que has visto en las redes sociales a algún famoso fardando sobre su hoverboard, o tal vez hayas visto a algunos jóvenes de tu barrio paseándose en estos artilugios. Ahora te ha dado envidia y también algo de curiosidad, y estás pensando en que podrías comprarte uno pero en realidad no sabes por dónde empezar. En ese caso ¡buenas noticias! ¡has venido al lugar correcto!

En esta guía para comprar un hoverboard hablaremos de todo lo que necesitas saber.

¿Qué es un hoverboard?

Un hoverboard es un patinete eléctrico de equilibro automático compuesto de 2 ruedas en paralelo y una plataforma donde se apoyan los pies. Si alguna vez has visto un Segway, el hoverboard es muy parecido, aunque sin manillar y también de menores dimensiones y precio.

¿Por qué se llama hoverboard?

El hoverboard es técnicamente una plataforma levitante (un monopatín sin ruedas) que puede utilizarse como medio de transporte personal. El término fue inventado para la película Regreso al futuro II, en la que el protagonista Marty McFly viaja al futuro y descubre que los adolescentes viajan en tablas sin ruedas que levitan.

Aunque los patinetes de autoequilibrio en realidad no flotan, se ha adoptado comúnmente este término como una forma más coloquial de referirse a estos vehículos.

¿Cómo funciona un patinete eléctrico tipo hoverboard?

Estos scooters de auto balance tienen cinco componentes básicos:

  • La plataforma en sí, donde apoyaremos los pies.
  • Un giroscopio para determinar si la máquina está inclinada o en equilibrio.
  • Motores que mantienen el tablero equilibrado y permiten moverlo hacia adelante o hacia atrás.
  • Un microprocesador para poner en funcionamiento los motores en función de las señales captadas por el giroscopio.
  • Una gran batería para alimentar el dispositivo.

Componentes básicos de un hoverboard

La característica más importante de estas máquinas es la de permanecer siempre en posición vertical. Para ello, el microprocesador, gracias al giroscopio, monitoriza la dirección hacia la que se inclina el conductor y activa los motores para mantener al jinete equilibrado.

Cada hoverboard es diferente. Cada uno usa una batería, un conjunto de microchips, motores e incluso tableros distintos, lo que condiciona la calidad del aparato y el precio del mismo.

Todo lo que debes saber antes de comprar un hoverboard

A continuación te indico todos los puntos que tendrás que valorar antes de comprar tu nuevo patinete tipo hoverboard.

La seguridad es lo primero

Los primeros modelos de hoverboard que se comercializaron eran de muy buena calidad, pero también eran muy caros. Debido a esto, la industria manufacturera china entró rápidamente en escena con una serie de imitaciones baratas y poco seguras que eran casi completamente idénticas a las originales.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que los medios informaran de gente se caía de los patinetes defectuosos y de baterías que explotaban. Por este motivo es muy importante que te asegures de que el hoverboard que compres tenga la certificación de seguridad adecuada. Tiene que tener certificación UL y algún sistema de protección que evite las sobrecargas, sobrecalentamientos y cortocircuitos.

Las baterías del hoverboard

La batería es el principal componente que deberemos tener en cuenta si hablamos de seguridad en el patinete. La mayoría de los componentes electrónicos modernos utilizan baterías de polímero de Litio (lipo), que son actualmente las mejores para productos de consumo. Son las que llevan los teléfonos, ordenadores portátiles y otros dispositivos recargables comunes.

El inconveniente con respecto a otros tipos de batería menos potentes es que también son más inestables. No es tan raro que una batería lipo se incendie o explote, sobre todo si no se han fabricado con la precisión y experiencia de un fabricante serio y reconocido como lo son Samsung, LG o Panasonic.

Por otra parte, y aun tratándose de baterías buenas, es una buena costumbre que recargues tu hoverboard en un lugar donde un posible incendio sea lo menos dañino posible, lejos de madera y telas por ejemplo.

Tamaño y tipo de las ruedas

La mayoría de hoverboards tienen ruedas de 6,5 pulgadas (aproximadamente 16,5 cm de diámetro), lo que hace que la plataforma sobre la que se apoyan los pies se deslice bastante cerca del suelo. Esto tipo de scooters eléctricos son perfectos para terrenos totalmente lisos, en cambio, en terrenos que no cumplan esas características irán sumando rasguños y arañazos por la parte inferior.

Para no tener este problema en otro tipo de terrenos deberíamos buscar un hoverboard con ruedas de entre 8 y 10 pulgadas (entre 20 y 25 cm de diámetro).  Por contra, si vamos a utilizar el aparato en el interior, las ruedas demasiado grandes pueden ser un problema. Tendrás que considerar por tanto el terreno en el que planeas viajar.

En cuanto al tipo de las ruedas, en general suelen ser sólidas pero algunos hoverboards poseen ruedas neumáticas. Las ruedas macizas obviamente no se pueden pinchar pero, a cambio, proporcionan menor absorción de impactos y peor agarre en superficies irregulares que las neumáticas.

Velocidad máxima

Por lo general un hoverboard puede alcanzar velocidades de unos 10 Km/h, aunque algunos modelos pueden llegar a superar los 20 Km/h. Si el vehículo será para un niño lo mejor será buscar algo más lento. 10 Km/h puede parecer poco, pero cuando estás desplazándote a esa velocidad a pocos centímetros del suelo se siente bastante rápido.

Autonomía del hoverboard

Lo más común en estos aparatos es una autonomía con una sola carga es de unos 15 km. Hay que tener en cuenta que cuanto más pesas y más rápido te mueves, menor distancia podrás recorrer.

Si tu intención es hacer un viaje diario, tienes que asegurarte de que la distancia capaz de recorrer por el hoverboard sea mayor. En general se tarda unas 2 o 3 horas en recargar uno de estos vehículos así que también tendrás que tenerlo en cuenta en tus desplazamientos.

Peso máximo soportado

El peso que puede soportar un hoverboard depende principalmente de la plataforma y de la fuerza del motor. La mayoría de ellos aguantarán hasta 100 Kg de peso, lo que puede ser algo bajo para algunos hombres adultos, pero también los hay que pueden soportar hasta los 150 Kg.

El precio del hoverboard

Los hoverboards tope de línea se encuentran ahora mismo en unos precios entorno a los 500 € y los que empiezan a ser interesantes se encuentran más o menos a partir de los 200 €. Presta especial atención si estás considerando la compra de uno de estos artilugios por un precio mucho más barato que ese. Puede que hayas encontrado una buena oferta, pero tendrás que asegurarte.

Los mejores hoverboards

Twittear
Compartir