Guía de compra de patinetes eléctricos tipo scooter

Un patinete tipo scooter eléctrico es un vehículo personal que consta de dos pequeñas ruedas en línea conectadas por una plataforma para apoyar el pie con un manillar generalmente plegable.

Son los patinetes a motor más comunes a día de hoy y tienen una gran ventaja frente a los recientes hoverboards ya que el piloto puede usar el motor eléctrico pero también utilizar sus pies como si de un patinete tradicional se tratara.

¿Por qué escoger un patinete scooter y no otra alternativa?

Gracias a todos los avances de la tecnología, de las baterías, motores y electrónica, los patinetes ahora no son solo algo con lo que uno simplemente se entretiene por diversión, sino que en realidad son una opción de transporte viable.

Hoy en día todos los ojos están puestos en estos flamantes y nuevos vehículos eléctricos autoequilibrados, pero moverse en un scooter zigzagueando entre los obstáculos gracias a sus dos ruedas en línea tiene un encanto que esos nuevos y mucho más caros aparatos nunca podrán igualar.

Variedades de scooters eléctricos

Lo que hace que un patinete tipo scooter sea exactamente un scooter y no una bicicleta es su diseño. En un patinete ambos pies se apoyan sobre una plataforma plana mientras que en una bicicleta o en una motocicleta uno se sienta a horcajadas.

Existen varias opciones de scooter eléctrico que podemos encontrar en el mercado:

El patinete clásico

No tiene asiento y uno se sube de pie sobre él gracias a su manillar extra alto. Por supuesto que en las versiones eléctricas de estos scooters no es necesario darse impulso con los pies para desplazarse. Además en general son bastante ligeros y tienen un diseño plegable que los hace más fáciles de transportar.

El patinete clásico con asiento

Los patinetes tipo scooter también tienen versiones con asiento. El asiento es bastante alto, lo que nos permite pararnos sin doblar las piernas demasiado.

El patinete clásico mejorado

Hay versiones más serias y mejoradas de este diseño de patín, con el mismo aspecto a primera vista pero con mejores prestaciones como neumáticos grandes, suspensión delantera y trasera y motores de gran potencia.

Al igual que sus prestaciones, sus precios son también elevados, pero puede que estos patinetes no sean la mejor opción si estás buscando algo que se pueda plegar e introducir en un casillero, o transportar en una bolsa colgada del hombro.

La batería en un scooter eléctrico

Todavía hay muchos scooters eléctricos en el mercado que utilizan baterías de plomo-ácido, el mismo tipo de batería que sirve para arrancar el motor de un automóvil. Esta es una de las razones por las que los scooters son bastante más baratos que, por ejemplo, los hoverboards, que utilizan baterías de litio.

La tecnología de la batería de litio es superior en casi todos los aspectos cuando hablamos de vehículos eléctricos, especialmente en lo que se refiere a los tiempos de carga. Mientras que una batería de litio se carga completamente en 3 o 4 horas, una batería de plomo y ácido puede llegar a tardar hasta 12 horas para proporcionar una duración en funcionamiento de 40 minutos. También pesan mucho más, lo que es malo por razones obvias.

Si lo que estás buscando es algo más que un juguete barato, entonces debes escoger una batería de litio sin dudarlo. De hecho algunos fabricantes de scooters ofrecen kits de actualización a baterías de litio para sus productos. Será fundamental asegurarse de que la batería sea de una marca líder como Samsung o LG con las certificaciones oportunas y protección de carga.

Patinetes eléctricos no aptos para pesos pesados

Los scooters eléctricos tienen una capacidad de peso bastante baja en comparación con la de otros vehículos eléctricos personales. Algunos patinetes serios y reforzados pueden llegar a soportar hasta 130 Kg de peso pero, en general, los patinetes de gama alta orientados a adultos tienen una capacidad máxima de poco más de 90 Kg.

Velocidad y autonomía de un patinete eléctrico

Para escoger el scooter más adecuado tendremos que tener en cuenta la ruta prevista, prestando especial atención a la distancia que será necesario cubrir entre cargas. Si no puedes recargar en tu destino, entonces necesitarás contar la distancia de ida y vuelta para comparar con la autonomía proporcionada por el fabricante. Recuerda que las pendientes y tu propio peso reducirán la distancia máxima que podremos recorrer y que, como es de esperar, las estimaciones del fabricante en este sentido suelen ser bastante optimistas

La velocidad máxima seguro que no será un gran problema. Lo más probable es que usemos aceras y carriles bici para desplazarnos y estos patinetes son en general lo suficientemente rápidos en este sentido.

Suspensión y ruedas en un scooter eléctrico

De nuevo tendremos que considerar el trayecto a recorrer para escoger las mejores ruedas y la suspensión perfecta.

Los modelos más básicos de scooter suelen tener pequeñas ruedas de goma macizas y ninguna suspensión. Esto será más que suficiente para terrenos fundamentalmente lisos y nivelados. Si el terreno es adecuado para un monopatín, este tipo de scooters será suficiente.

En cambio, si la superficie del terreno es desigual, necesitará unas ruedas neumáticas más anchas, suspensión para la parte trasera y puede que también para la rueda delantera. Esto se notará bastante en el precio , pero si el trayecto lo requiere será necesario invertir en ello para evitar los viajes incómodos.

Los frenos en un patinete eléctrico

Algunos scooters pueden alcanzar casi los 50 Km/h, por lo que también será necesario un sistema de frenado adecuado. Los scooters básicos tienen un solo disco pequeño pero los scooters más grandes y rápidos requerirá de un disco grande o discos delanteros y traseros.

Ten en cuenta que el rendimiento de los frenos también depende en parte de la calidad de los neumáticos y la suspensión.

Precio de un scooter eléctrico

Como siempre es el último pero no por ello menos importante punto a considerar. Por un precio entre 150 y 300 € puedes conseguir un gran patinete que te será muy útil en desplazamientos ligeros, pero tendrás que invertir más de 500 € para empezar a pensar en dejar tu coche en casa.

Los mejores patinetes eléctricos tipo scooter

Twittear
Compartir